Disfruta tu graduación al máximo

Disfruta tu graduación al máximo

Estamos en plena temporada de graduaciones y mereces pasar la mejor noche acompañado de esas personas que durante años estuvieron compartiendo de una de las mejores etapas en tu vida Así que, el momento llega después de tantos desvelos y esfuerzo. Por fin culminas tus estudios y estás listo para dar ese brinco de lleno a la vida adulta, es un paso que definitivamente merece ser celebrado y reconocido.

Para que esto sea posible te comparto un par de consejos que estoy segura que te sacarán de aprietos o que al menos harán que la pases mucho mejor.

Lleva zapatos de reemplazo.

Es una noche en la que vas a bailar como nunca y tienes que estar preparado, carga unos zapatos súper cómodos (incluso tenis), se ve súper mal que estén descalzos a  mitad del evento, así que mejor toma precauciones y lleva un backup para que no pares de bailar. También te recomiendo que no estrenes zapatos ese día, úsalos antes de tu graduación para que se amolden y no vayan a lastimarte, o que termines con todos los pies llenos de llagas y no puedas mostrar tus mejores pasos.

Elige tu outfit con tiempo.

No olvides tener todo listo, desde el vestido, zapatos hasta la persona que te maquillará, es importante que te sientas cómoda en ese momento. No experimentes en lugares nuevos o no querrás estar fatal con un peinado o maquillaje que no te gusten en absoluto. Lo mejor es que hagas una prueba anterior al evento o bien, que vayas con alguien de confianza. Evita hacer compras de emergencia, ese día no tendrás tiempo de nada.

No llegues sin comer.

Este es un clásico error, recuerda que para lucir bien hay que sentirse bien, no te saltes ningún alimento, pues la cena de graduación no se servirá al momento que llegues y no queremos pasar por algún susto, es común ver a gente que se le baja la presión, dolores de cabeza, incluso desmayos.

No bebas en exceso.

Este es un error clásico créeme que no vas a querer terminar vomitando en los baños del lugar en el que se realizará tu graduación, podrías terminar siendo la burla de todos en el lugar o peor, en algún video en todas las redes sociales. Evita el armar escenas y hacer el ridículo frente a tus amigos y familiares, mejor bebe con moderación y verás que no es necesario olvidar la noche y despertar con cruda moral. Por tu bien y por el de tus invitados que son los que terminan con la pena y cuidándote peor que a un bebé. Sin mencionar el dolor de cabeza que te esperará al siguiente día.

No manejes

Considera el tomar un taxi o Uber para este gran día, ya sea que tomes o no, terminarás muy cansado y muy noche. Mejor relájate y consigue un medio de transporte para que no tengas que preocuparte por el regreso a casa. Pueden reunirse varios para contratar una sprinter o algún camión si son muchos y se quitan de problemas, pasará por ustedes y los regresarán sanos y salvos a sus casas.

Llega temprano.

No querrás perderte de nada! Pues ese día todo es especial de principio a fin. Será mejor que estés en todo el protocolo y que no te ganen las prisas para que estés en todas las fotos y tengas más memorias de la gran noche de graduación. De igual manera, la cocina tiene horarios y aunque pagaras tu boleto si llegas tarde pueden negarte el servicio de alimentos. ¡que no te cuenten nada! Mejor llega temprano.

Selecciona bien a tus invitados.

Generalmente los graduados llevan una mesa en promedio, no es una regla general pero, recomiendo ampliamente invitar solo a las personas que son realmente importantes para ti. Si tu familia es numerosa, es comprensible que lleves más de una mesa. Pero si llevas tres mesas solo porque invitaste al vecino y a tu amigo que tienes cinco años sin ver, te garantizo que ni siquiera te sentirás en la misma confianza. Piensa muy bien y detalladamente tu lista y que valga la pena.

No olvides dormir bien un día antes.

Este factor es importantísimo desde el punto que tu maquillaje se verá mucho mejor en un rostro descansado y relajado. Cuídate, además no querrás estar bostezando cuando el baile apenas comienza. Duerme muy bien un día antes y disfruta de cada uno de los detalles que te deparan para esa noche.

No te enganches.

Puede que durante la carrera te hayas llevado mejor con algunos compañeros, pero recuerda que a partir de ese día todos son colegas, así que olvida todo y empiecen de nuevo. Créeme la pasaras mejor si aprendes a sonreírle a todo mundo y a festejar la felicidad de todos los presentes. Cero peleas ese día.

¡Te deseamos amor en el proceso!

 

1
Hola ¿en qué puedo ayudarte?
Powered by