La misa de acción de gracias de la graduación

La misa de acción de gracias de la graduación

La misa de acción de gracias por la graduación es una ceremonia religiosa que tradicionalmente se lleva a cabo en México, sobre todo si los graduados estudiaron en un colegio o universidad católica. Si quieres  conocer más sobre esta tradición y todo lo que implica, sigue leyendo. Aquí te explicaremos todo lo que necesitas saber.

¿Cuál es el objetivo de la ceremonia?

Como su nombre lo indica, la misa de acción de gracias es un acto que los estudiantes realizan de manera voluntaria con el objetivo de agradecer por haber terminado esta etapa importante de sus vidas. No es una ceremonia obligatoria pero quienes profesan la fe católica la suelen llevar a cabo por gusto y por convicción. Por lo general, durante la homilía el sacerdote que oficia la misa dedica unas palabras y da consejos a los recién graduados.

¿Cuándo y dónde se realiza?

Dependiendo de las preferencias de los organizadores de tu graduación, la misa de acción de gracias se llevará a cabo antes o después del acto académico pero siempre precederá a la fiesta o al viaje de graduación. Algunas instituciones religiosas suelen incluir la ceremonia como parte del acto académico y la realizan en una capilla dentro de las instalaciones. Si tu escuela no es católica, pero la mayoría de tus compañeros de generación están de acuerdo con hacer una misa, pueden planearla con tiempo para alcanzar a reservar el templo de su preferencia.

¿Cuál es la etiqueta en este evento?

Como toda ceremonia importante, la misa de acción de gracias cuenta con reglas de etiqueta que deben seguirse por respeto a los demás. En primer lugar, es importante llegar con puntualidad a la misa. Procura llevar ropa formal ya que la ocasión lo amerita, en el caso de las mujeres, se aconseja que no lleven faldas muy cortas o ropa que pueda considerarse como “muy reveladora”. Para ellas, lo que les quedará bien en la fiesta de graduación puede no ser apropiado para usarse en un templo, en estos casos muchas recurren a usar dos cambios: uno para la misa y otro para la fiesta. Una solución práctica es usar el mismo vestido pero cubrirse con un chal o un abrigo durante la ceremonia.

Un punto por demás importante durante la ceremonia religiosa es evitar el uso de celulares, tablets y cámaras fotográficas, ya que estos aparatos propician distracciones entre todos los asistentes lo cual es contraproducente para un evento de este tipo. Por cuestiones de respeto y buena educación, durante la misa no olvides que tienes que comportarte como lo harías en el acto académico o en cualquier reunión de gran importancia. Si quieres tomarte fotografías con tus compañeros y amigos es preferible hacerlo antes o después de que se lleve a cabo la misa.

La misa de acción de gracias es una tradición en la que podrás compartir uno de los momentos más importantes de tu vida como estudiante junto con tus compañeros de generación, amigos y seres queridos. Si piensan incluirla como parte de los festejos por su graduación procuren organizarla con toda la seriedad que se merece.