Togas y Birretes

El uso de la toga para las ceremonias de graduación, viene desde la época de las universidades medievales. Esta vestidura que llegaba a los tobillos se empezó a utilizar en los altos funcionarios y representantes del estado, especialmente en los jueves, posteriormente se empezó a utilizar en el ámbito académico como abrigo por los fríos salones en las salas universitarias de la edad media.

Mientras tanto el uso de gorros se prohibió en las universidades y se empezaron a introducir capas y birretes. Pero la utilización de las togas, no es una tradición desde el inicio en las universidades, surgió de un acuerdo. Esto se debió a que los altos funcionarios de estas jóvenes instituciones solicitaron una presentación acorde a la altura para las ceremonias de doctorado o toma de protesta. A partir de esto, el gobierno de Prusia estableció que los profesores debían llevar un traje común negro, y podría decorarse con bordado plateado sobre el pecho y cuello. Durante la complicada época estudiantil de 1968, se cuestionó la posición central de los profesores y, en este marco, la tradición de las togas fue también unos de los puntos de ataque de los estudiantes, por lo que a partir de este momento, el uso de las mismas fue reducida prácticamente a las ceremonias académicas de fin de estudios, como preparatoria, licenciatura o maestría, inclusive doctorado, dejándolo exclusivamente al uso académico.

Al igual que la toga, el birrete, pertenecía al traje de los eruditos, y era el sombrero de los profesores, que en algunas ocasiones de acuerdo a las posibilidades de los maestros, se utilizaban laboriosas aplicaciones como bordados, gargantillas o plumas.

El birrete representaba el símbolo de haber obtenido el título de doctor. En los tiempos actuales, el birrete es un sombrero negro cuadrado con una borla, y lo llevan todos los graduados, ya no es exclusivo de los doctores o personas con alto grado académico.

La mezcla de birrete y toga constituía el traje académico y es utilizado por todos los estudiantes en las ceremonias de graduación.

Como parte de los protocolos actuales, generalmente llevados a cabo en las universidades, el uso de la toga y el birrete es prácticamente una tradición en el momento de la entrega de los diplomas, y además es un momento especial para la toma de la fotografía más representativo del término del proceso junto con el diploma recibido.

El uso de estas indumentarias, no es exclusiva para el momento del protocolo, también hay distintas variaciones menos formales y en colores brillantes que son utilizadas en el protocolo más informal de la fiesta de celebración de la graduación, y que son parte del proceso desde que el graduado llega al evento, se hace el nombramiento de cada uno de los festejados para realizar un brindis y posteriormente el vals con papás o pareja, todo esto llevando el birrete o la toga.

Aprovechando el protocolo relajado que se lleva en la celebración, la entrega tanto de la toga y el birrete, forman parte de un momento divertido, sobre todo para lograr generar una increíble sesión de fotos, ya sea utilizando ambos elementos, o únicamente el uso del birrete, y en este caso, las opciones de materiales tan diversos que van desde papel, tela o espuma, con colores divertidos como amarillos, morados, fiushas, y que permiten hacer su tradicional lanzamiento. Esto ayudará a tener las mejores fotos, y si bien se cumple con el formato de un protocolo, genera que sea de una manera diferente, con la ventaja de que todas y todos podrán lucir sus vestidos, haciendo la entrada al escenario con un birrete creativo.

También se puede pensar en hacer distintos birretes inclusive de diseñador, o haciendo uso de las combinaciones de los vestidos, además de que será algo muy original, podrás lucir mucho más el traje o vestido, y mostrar tu personalidad. Sin duda un recuerdo inclusive que quedará para la posteridad.

Al igual que los birretes, también puedes considerar togas de diseño, que combinen con tu vestido, inclusive togas desechables o de material en el cual tus invitados puedan escribir sus deseos o tus compañeros con los cuales podrás tener las últimas palabras que compartirán juntos en el último día, en el que realmente se encontrarán, festejarán y se reunirán todos.

Por lo que siempre la opción del birrete y la toga para una graduación son un obligado que no pueden faltar ya sea en un protocolo formal o en un protocolo más relajado el día de tu fiesta de celebración.

1
Hola ¿en qué puedo ayudarte?
Powered by